Lo hice porque no sabía que era imposible

Conóceme

Esto que estás leyendo debería ser un texto motivador para que pinches en este enlace y sepas algo más de mí, un poco de mi historia. La historia de un tipo normal. Seguro que piensas “sí, como yo”, porque eso es lo que pensamos de nosotros, que somos tipos normales, porque hemos vivido siempre con nosotros y no vemos nada de anormalidad, de especial. Puede que seas una persona con rutinas muy marcadas o puede que tu vida sea una montaña rusa cada minuto. Pero para ti eso es lo normal. Y sí, tú piensas que eres un tipo normal porque si ahora estás diciendo “no, soy especial” es tu ego el que habla. No es humildad, es esencia.

Pero ¿y para los demás? Para los demás no eres un tipo normal, eres especial porque eres único, porque no hay nadie como tú, porque nadie puede igualarte, porque eres distinto. Porque es ahí donde eres realmente tú, en cómo te ven los demás. Y si hay alguien que piensa que eres normal es porque no te conoce lo suficiente.

¿Quieres conocerme? Lo dicho, a un tipo normal.

Conóceme